Invitación - Curso "Ciencias con TIC" del Instituto de Formación Docente Virtual Educa



Fundamentación
La educación en ciencias hace ya un tiempo que comenzó a cobrar importancia entre los países, principalmente a partir de los resultados expresados en la Declaración sobre la ciencia y el conocimiento científico (1999) en ocasión de la Conferencia Mundial sobre la Ciencia celebrada en la ciudad de Budapest, Hungría, convocada por la UNESCO y el Consejo Internacional para la Ciencia. Hay una visión compartida en este sentido, de considerar a la educación en ciencias como un engranaje fundamental del motor de desarrollo de las naciones e "indispensable para el desarrollo humano".

Y hay una recomendación explícita en esta Declaración de: "apoyar más activamente, a través de los correspondientes programas de educación y de investigación, la puesta en marcha de una capacitación científica y tecnológica realmente compartida, base indispensable para un desarrollo económico, social, cultural, así como racional desde el punto de vista medioambiental" (Declaración sobre la ciencia y el conocimiento científico, 1999).
 
La UNESCO, en otra de sus acciones de fortalecimiento de esta idea de construir ciudadanía a partir de la educación científica, llevó a cabo en 2006 un proyecto llamado “ConCiencias para la sustentabilidad”, en cuyo informe remarca la importancia de que las personas comunes tengan una mejor formación en ciencias. Lo expresa claramente dicho documento en sus conclusiones al enfatizar que “Mejorar los aprendizajes en ciencias permitirá optimizar la calidad de vida de los estudiantes y su acción como ciudadanos.”

Diversos expertos coinciden y remarcan esta idea de fortalecer y apoyar la formación científica para poder entender el mundo y la sociedad en que nos movemos, destacando principalmente la importancia de "democratizar el acceso de los niños a ésta área del conocimiento." Pero naturalmente, para que esto suceda, debemos fortalecer la formación de los docentes de ciencias, ayudándolos a conocer y comprender los modos en que la tecnología puede apoyar y potenciar la enseñanza y el aprendizaje de las disciplinas científicas.

En la actualidad existen un sin fin de tecnologías de enseñanza, de calidad y de libre disponibilidad. Estas tecnologías poseen un gran potencial para la enseñanza de las ciencias, expresado principalmente a través de:
  • Volver concreto lo abstracto a partir de visualizaciones estáticas y dinámicas, como por ejemplo modelizadores de moléculas en 3D; 
  • Establecer hipótesis y comprobarlas a partir del uso de modelos de simulación computacionales, repitiendo la experiencia y/o realizándola sin gastar reactivos o en condiciones que serían imposibles de realizar en la práctica por el tiempo, el costo o el riesgo que implicarían;
  • Gestionar datos para realizar cálculos o graficar, permitiendo ajustar estas representaciones en cualquiera de sus aspectos;
  • Establecer conexiones con el mundo físico a través del uso de diferentes tipos de sensores y actuadores.
Pero todos sabemos que el hecho de que estas tecnologías existan y estén disponibles, no necesariamente garantiza que sea utilizadas por parte de los docentes. Y su utilización, tampoco es garantía de que se enseñe o se aprenda mejor. Es necesario acompañar a los docentes en este trayecto, mostrándoles nuevos recursos, construyendo espacios para que interactúen con ellos, acompañándolos en la reflexión sobre la mejor manera de impactar en el aprendizaje con estos recursos, y además brindándoles oportunidades para que la gestión de la tecnología en el aula no resulte un obstáculo en este camino.

A eso nos dedicaremos en este curso. Los esperamos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...